Amazfit T-Rex el smartwatch ¿resistente?

15 diciembre, 2020

El Amazfit T-Rex es el modelo de smartwatch que el fabricante anuncia como resistente, pero ¿realmente lo es? Te contamos sus características al detalle en este post.

Amazfit T-Rex el smartwath resistente

El Amazfit T-Rex supone un cambio importante en el estilo de smartwatches que la marca había fabricado hasta ahora. Se anuncia como el smartwatch que lo resiste todo, ¿pero realmente es tan resistente?

¿Cómo de resistente es el Amazfit T-Rex?

Sólo con echar un vistazo a diseño, ya se percibe que el Amazfit T-Rex es completamente diferente a otros smartwatches anteriores como el GTS, el GTR o el BIP. Su característica principal es la resistencia. O, al menos, eso afirma el fabricante.

Según se afirma en su página web,  este reloj contaría con hasta doce certificaciones de resistencia según los estándares militares, lo que le permitirían:

  • resistir temperaturas de -40º hasta -70º
  • resistir hasta 240 horas en ambientes húmedos
  • resistir inmersiones de hasta 50 metros
  • soportar la exposición a sustancias ácidas y alcalinas

Sin embargo, a pesar de lo anunciado, sorprende que en el propio manual de instrucciones del T-Rex se especifique justamente todo lo contrario: no es apto para bucear, ni para inmersiones profundas, ni para soportar ácidos o alcalinos. Por tanto, ¿a quién debemos hacer caso?

No es que el fabricante esté tratando de engañarnos, pero las certificaciones que se anuncian no significan que el smartwatch en cuestión haya pasado todas y cada una de las pruebas que se mencionan. Nuestro consejo: mejor ceñirse a lo que dice en su manual de instrucciones para evitar quedarnos sin reloj, al menos hasta que Amazfit aclare exactamente el nivel de resistencia de este modelo.

Entonces, si no tenemos la certeza de que sea más resistente que otros modelos anteriores como el GTS, GTR, etc…, ¿qué hace diferente a este T-Rex? Vamos a ver sus características con más detalle.

DISEÑO Y ESTÉTICA

El diseño del Amazfit T-Rex tenía que diferenciarse claramente de los modelos anteriores precisamente para destacar esa imagen de resistencia.

Desde luego no es un smartwatch que pase desapercibido cuando lo llevamos puesto, ya que tiene un aspecto robusto y grande. De hecho, cuenta con una esfera de 47 mm de diámetro y 13,5 mm de grosor. Pero, a pesar de estas medidas, el reloj apenas pesa 58 gr gracias al uso de polímero como componente principal en su fabricación.

Amazfit T-Rex diseño

Como podéis ver, dispone de 4 botones en los laterales con los que podemos desplazarnos por los diferentes menús y ajustes del reloj. Aunque el T-Rex es completamente táctil y no tendremos que usarlos si no queremos.

Los botones disponen de un relieve para una mejor pulsación, aunque es verdad que pueden generar un sonido demasiado elevado al apretarlos.

Las cuatro flechas rojas sirven para ajustar la brújula y los tornillos metálicos son un elemento más ornamental que funcional.

La correa es de silicona y se puede extraer e intercambiar, pero sólo con correas de Amazfit.

PRESTACIONES DEL AMAZFIT T-REX

Pantalla

El T-Rex cuenta con un panel circular Amoled de 1,3 pulgadas y una resolución de 360 x 360 píxeles con un cristal Gorilla Glass 3 similar al de los otros modelos de la marca.

Se puede configurar un modo de brillo automático que funciona bastante bien, permitiendo una visibilidad muy buena en cualquier condición de luz, pero que también sirve para no deslumbrar excesivamente en condiciones de poca luz.

También podemos usar la configuración always on display para que el reloj muestre siempre la hora, aún estando bloqueado, eso sí, con el consiguiente aumento de gasto de la batería. Para desbloquearlo bastará con un movimiento de muñeca.

Sistema operativo y rendimiento

El sistema operativo utilizado para este T-Rex es el mismo Amazfit OS usado en otros dispositivos anteriores de la marca.

Igual que en modelos anteriores, el rendimiento y velocidad del smartwatch es más que aceptable y cuenta con una interfaz sencilla y clara.

El Amazfit T-Rex dispone de:

  • Bluetooth 5.0
  • sensor geo magnético
  • acelerómetro de tres ejes
  • GPS dual

En el apartado de conectividad, conviene mencionar que este modelo no dispone de NFC.

Mediciones

Este smartwatch está especialmente pensado para la práctica deportiva en exteriores. Por eso, además de la actividad diaria, el Amazfit T-Rex nos permitirá monitorizar hasta 14 deportes diferentes:

  • Correr en exteriores
  • Cinta de correr
  • Correr por montaña
  • Caminata
  • Elíptica
  • Escalada
  • Senderismo
  • Esquí
  • Ciclismo en exteriores
  • Ciclismo en interior
  • Natación en piscina
  • Natación en aguas abiertas
  • Triatlón
  • Entrenamiento

Conectando nuestro smartwatch con la aplicación de Amazfit podremos visualizar con gran detalle todas las actividades realizadas así como configurar todos los ajustes del dispositivo como personalizar las carátulas, el modo de iluminación, etc…

También incluye función de monitorización del sueño y de frecuencia cardíaca

Notificaciones

Mediante una ligera vibración, el T-Rex nos notificará las llamadas, correos electrónicos, whatsapp y demás. Ahora bien, tampoco en este modelo podremos constestar a dichos mensajes o llamadas ni reproducir emojis.

Otras funciones del Amazfit T-Rex

A parte de lo mencionado hasta ahora, con nuestro T-Rex también podremos realizar otras funciones como:

  • ver el pronóstico del tiempo
  • reproducir la música de nuestro smartphone
  • usar la brújula
  • poner la alarma
  • usar el temporizador o cuenta atrás
  • encontrar el móvil si no sabemos donde lo hemos dejado

Autonomía

Si en algo destacan los smartwatches de Amazfit es por su autonomía y este T-Rex no iba a ser menos.

Cuenta con una batería de 390 mAh que se carga mediante un cargador magnético con un cable de 83 cm en apenas 1 hora al 100%.

Con la carga máxima puede durarnos con batería hasta casi 12 días utilizando varias funciones. Aunque si dejamos el GPS permanentemente activado la autonomía bajará hasta las 20 horas aproximadamente.

CONCLUSIÓN

Dejando a un lado el controvertido tema de la resistencia y certificaciones, el Amazfit T-Rex se diferencia especialmente por su diseño. Sigue cumpliendo perfectamente para monitorizar nuestra práctica deportiva en exteriores, ofreciendo un buen rendimiento y siendo igualmente fácil de usar e interpretar.

Es, por tanto, una buena opción si buscamos un smartwatch de apariencia más robusta y de batalla, más si tenemos en cuenta que su precio se sitúa en torno a los 105€.

Actualmente podéis encontrarlo en Partyahorro en sus versiones caqui y color camuflaje por 105,95€ incluyendo gastos de envío.